top of page

El potencial de uso de la NanoCelulosa Bacteriana en Medicina



NanoCelulosa Medicina
NanoCelulosa Medicina

La NanoCelulosa bacteriana (NCB) es un biopolímero biocompatible que se genera naturalmente a partir de una variedad de cepas y ha recibido gran atención en aplicaciones biomédicas debido a sus diversas propiedades beneficiosas.


Cuando se purifican adecuadamente, los hidrogeles de NanoCelulosa bacteriana (NCB) son puros, contienen solo fibras de nanocelulosa organizadas en estructuras similares al colágeno y no contienen endotoxinas, lo que los hace seguros para usar y estudiar en humanos, a pesar de ser de origen bacteriano.


Debido a su gran superficie, la NanoCelulosa bacteriana (NCB) también presenta muchas oportunidades para una alta retención de líquidos, porosidad, compatibilidad y funcionalidad. Por estas razones, se ha prestado mucha atención al uso de NanoCelulosa bacteriana (NCB) como sistema de entrega o depósito de fármacos.


NanoCelulosa Nanofibras
NanoCelulosa Nanofibras

Además, es estable durante mucho tiempo a temperatura ambiente, se puede fabricar a partir de diversas fuentes de carbono (azúcar), se puede ajustar su tamaño, forma y grosor, y es fácil de esterilizar, por lo que se puede fabricar de forma fácil y económica. .


Finalmente, su orígen no animal puede reducir el riesgo de transmisión de enfermedades, las preocupaciones éticas y la dependencia del tejido donado.


Todas estas propiedades únicas hacen de la NanoCelulosa bacteriana (NCB) un biomaterial muy interesante y adecuado para la cicatrización de heridas. De hecho, la NanoCelulosa bacteriana (NCB) ya se utiliza en mascarillas cosméticas y regeneración de tejidos cutáneos. Además, actualmente se están estudiando aplicaciones internas como vasos sanguíneos artificiales, válvulas cardíacas, cartílagos y mallas para hernias. Sin embargo, su capacidad para curar otras superficies corporales, como la córnea, sigue sin explorarse en gran medida.


NanoCelulosa Apositos Oculares
NanoCelulosa Apositos Oculares


Por este motivo, actualmente se esta investigandp si la NanoCelulosa bacteriana (NCB) es adecuada como sistema de administración de fármacos oculares y como un nuevo apósito corneal que favorece la cicatrizació de heridas.






87 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page